Etiquetas

Santa Isabel de Portugal






Hija de Pedro III de Aragón y de Constanza de Sicilia, nació en Zaragoza en 1274, falleciendo en Portugal en 1336. La infanta se llamó Isabel en honor a su tía-abuela Isabel de Hungría.
Mujer muy devota desde la niñez, se casó el 24 de junio de1282, con apenas ocho años, con el rey Dionisio de Portugal, el Labrador, hombre violento e infiel. De este matrimonio nacieron dos hijos:
·        Constanza (1290-1313), esposa de Fernando IV de Castilla y madre y regente de Alfonso XI.
·        Alfonso, (1291-1357), futuro Alfonso IV, el Bravo,  de Portugal.
El rey Dionisio tuvo siete hijos mas con diferentes mujeres. Uno de estos, Alfonso Sánches, reclamó favores reales y trató de disputar el trono a su hermano el heredero legítimo Alfonso.
La reina Isabel dedicaba parte de su tiempo libre a atender a los enfermos, viejos y mendigos. Ordenó construir hospitales, escuelas gratuitas y hogares para niños huérfanos.  Al mismo tiempo el rey Dionisio continuaba con las políticas de su padre Alfonso III, en los temas de legislación y centralización del poder. Tal vez influido por la reina, promulgó el núcleo de la legislación civil y criminal portuguesa, protegiendo a las clases bajas de los abusos y la extorsión de la nobleza. Viajó por todo el país resolviendo problemas y remediando injusticias. Los reyes trabajaron juntos para mejorar la vida de los mas desfavorecidos. El rey Dioniso a pesar de su poca moral católica admiraba  a su esposa y le permitía ejercer su vida cristiana de forma libre hasta el punto de que la reina distribuía entre los mas pobres las monedas del Tesoro Real, siguiendo los pasos de su antepasada Isabel de Hungría.
La reina santa medió entre su esposo y su hijo Alfonso que había intentado sublevarse contra su padre. Isabel se trasladó al campo de batalla, se colocó entre ambos y logró que la disputa finalizara. Lo mismo ocurrió entre Fernando de Castilla, su yerno y el infante Alfonso de la Cerda. Isabel consiguió que cesaran las hostilidades. También medió entre su hermano Jaime II de Aragón y el rey castellano, con feliz desenlace.
Enviuda la reina en 1325. Poco después inicia una peregrinación a Santiago de Compostela y a su regreso renuncia a la Corte e ingresa en las Clarisas, en el convento de Santa Clara a Velha, en Coimbra que ella misma había fundado. No toma los votos, para poder mantener la administración de su fortuna, que dedicó integra a obras de caridad.
Ya retirada tiene que volver a mediar entre su hijo Alfonso y su nieto Alfonso XI de Castilla. La reina viajó hasta el campo de batalla para poner una vez mas, paz entre las dos familias. A  su regreso se sintió indispuesta, falleciendo en Estremoz el 4 de julio de 1336. Sus restos fueron sepultados en el convento de Santa Clara a Velha de Coimbra, pero al resultar éste anegado por las aguas del rio Mondego, fueron trasladados al convento de Santa Clara a Nova.
Tras su muerte se dice que se produjeron milagros. Fue beatificada en 1526 y canonizada por el papa Urbano VIII en 1625. Su festividad fue introducida en el santoral católico, celebrándose el cuatro de julio, día de  su muerte.

En 2009 se publicó La rosa de Coimbra ( Memorias da Rainha Santa), de la escritora Pilar Queralt del Hierro, biografía novelada de este personaje.

Tumba de la reina santa en Santa Clara ( Coimbra)

Biblo: Onieva, J. Antonio: Santa Isabel de Portugal. Mujeres españolas.