Etiquetas

Sancho IV de Castilla



Apodado el Bravo, fue hijo de Alfonso X de Castilla, el Sabio y de la reina Violante de Aragón. Nació en Toledo un 25 de abril de 1258.
Su llegada al trono estuvo motivada, en parte, por el rechazo de un sector de la nobleza castellana a la política de su padre Alfonso X y a su admiración por la cultura árabe y judía.
El heredero al trono, Fernando de la Cerda, falleció en Ciudad Real, cuando se disponía a detener una invasión árabe en Andalucía. De acuerdo al derecho consuetudinario castellano, en caso de muerte del primogénito, los derechos recaerían en el segundogénito, Sancho en este caso. Sin embargo, el Derecho Romano Privado introducido por el rey sabio en el Código de las Siete Partidas, establecía que la sucesión pasara a los hijos de Fernando de la Cerda.
El rey Alfonso se inclina, en principio, por satisfacer las pretensiones de don Sancho, que se había distinguido en la reciente guerra contra los invasores islámicos ocupando el sitio de su hermano muerto; pero fue presionado por su esposa la reina Violante y por Felipe III de Francia, tío de los llamados infantes de La Cerda-hijos de don Fernando-y se vio obligado a compensar a éstos, creando un Reino en Jaén para el mayor de los infantes.
Sancho y buena parte de la nobleza del reino se rebelan, llegando a desposeer a Alfonso X de sus poderes aunque no de su título de rey. Solamente Sevilla, Murcia y Badajoz permanecen fieles al monarca. Alfonso maldice a su hijo a quien deshereda y ayudado por quienes fueran sus enemigos, los benimerines[1], comienza una lucha para recuperar su posición. Cuando casi todos los nobles y las ciudades rebeldes abandonaban la facción de Sancho, fallece en Sevilla el rey sabio el cuatro de abril de 1284.
 Sancho se alza como rey, sin respetar la voluntad de su padre, haciéndose coronar en Toledo el treinta de abril de 1284.  Un grupo muy numeroso de partidarios de los infantes de La Cerda reclama el acatamiento del testamento real, siendo apoyados por el rey Alfonso III de Aragón, quien proclama rey a su  sobrino Alfonso de la Cerda en Jaca en 1288 y dirige una breve campaña contra Castilla (1289-1290).
Durante todo el reinado de Sancho IV persisten las luchas internas y las escaramuzas destinadas a hacerse con el poder. Uno de los personajes mas belicosos fue el infante don Juan, hijo de Alfonso X. A su causa se unió el noble don Lope Díaz III de Haro, señor de Vizcaya. El rey Sancho le hizo ejecutar a la vez que ordena matar a su hermano el infante don Juan. Cuentan las crónicas que dio orden de ejecutar a cuatro mil  partidarios de los infantes de La Cerda, pasándolos a cuchillo en la ciudad de Badajoz, a cuatro mil mas en Talavera y a otros muchos en Ávila y Toledo. Mas adelante perdona a su hermano don Juan, quien al poco vuelve a sublevarse ocasionando el conflicto de Tarifa, con la ayuda de los benimerines de Marruecos. Estos sitian la plaza de Tarifa que estaba defendida por Guzmán el Bueno, señor de León. Allí tuvo lugar el famoso acto heroico y la muerte del hijo de Guzmán[2].
La plaza de Tarifa fue bien defendida desbaratando los planes del infante don Juan y del sultán de Marruecos, que planeaba una invasión.


Cuando subió al trono Jaime II de Aragón, tuvo un acercamiento con Sancho IV plasmado en el tratado de Monteagudo[3].

Sancho IV contrajo matrimonio en el año 1281 con su tía María de Molina, hija del infante don Alfonso de Molina y nieta de Alfonso IX de León. De esta unión nacieron siete hijos:
  • Isabel de Castilla y Molina(1283-1328), reina consorte de Aragón.
  • Fernando IV de Castilla (1285-1312).
  • Alfonso de Castilla y Molina (1286-1291).
  • Enrique de Castilla y Molina (1288-1299).
  • Pedro de Castilla y Molina (1290-1319). Señor de Cameros.
  • Felipe de Castilla y Molina (1292-1327). Señor de Cabrera y Ribera y Pertiguero Mayor de Santiago[4].
  • Beatriz de Castilla y Molina(1293-1327). Reina consorte de Portugal por su matrimonio con Alfonso IV de Portugal.

Su matrimonio con María de Molina fue declarado nulo y por tanto sus hijos ilegitimos, puesto que los contrayentes eran parientes en tercer grado y no contaban con dispensa pontificia. Además  el entonces infante Sancho había contraído esponsales, nunca consumados, con una rica heredera catalana llamada Guillerma de Montcada. Se consideró que habían cometido incestas nupcias, excessus enormitas y publica infamia por lo cual fueron excomulgados.
De su relación con María de Meneses señora de Ucero y prima segunda de la reina María, nacieron dos hijas: Violante y Teresa Sánchez de Castilla.
De otra relación con una dama cuyo nombre se desconoce nació Alfonso Sánchez de Castilla.

Sancho IV fue tutor y un gran amigo, aparte de primo del infante don Juan Manuel, político y escritor, uno de los mejores representantes de la prosa medieval de ficción, sobre todo gracias a su obra mas conocida  El Conde Lucanor, conjunto de cuentos moralizantes.
Sancho IV fallece en 1295, dejando como heredero a su hijo Fernando de nueve años. El nuevo rey heredó también las disputas con los infantes de La Cerda y sus partidarios.

La época de Sancho IV fue tan activa como la de su padre en la composición de libros. Además de la publicación de Castigos y documentos del rey don Sancho colección de sentencias e historias para la educación del príncipe heredero, promueve la traducción de dos enciclopedias: El Libro del Tesoro de Brunetto Latini y el Lucidario, versión muy libre del Elucidarius de Honorio de Autun. También se elaboró entre 1284 y 1289, la denominada Versión Sanchina de la  Estoria de España de Alfonso X el Sabio.

Se cuenta esta anécdota de la vida del rey:
El 8 de junio de 1283, se hallaba el rey en Alfaro y discutió por cuestiones de castillos y mujeres con Lope Díaz III de Haro y con Juan Alfonso López de Haro I, señor de Cameros. Agriada en extremo la discusión, el rey ordena apresar a Lopez de Haro. Fue entones cuando…
…El conde se levantó mucho asina e dijo: ¿Presos? ¿Cómo? ¡A la merda! ¡Oh los míos! E metió mano a un cuchillo e dejose ir para la puerta donde estaba el rey, el cuchillo sacado e la mano alta…ballesteros e caballeros, leyendo que el conde iva contra el rey, firieron al conde e diéronle con una espada en la mano e cortáronsela e cayó luego la mano en tierra con el cuchillo; e luego diéronle con una maza en la cabeza que cayó en tierra muerto.
Crónica del reinado de Sancho IV el Bravo. Claudio Sánchez Albornoz.



[1] Los Benimerines fueron una tribu nómada del  norte de África que sustituyó a los almohades en España
[2] Durante el sitio de Tarifa, los sitiadores apresan al hijo de Guzmán y amenazan con matarle si no se rinden. Guzmán el Bueno lanzó un cuchillo para que mataran con el a su hijo.
[3] La Paz o Tratado de Monteagudo fue firmado en 1291 en la localidad, hoy soriana, de Monteagudo, entre la Corona de Aragón y el Reino de Castilla. En el se acuerda la boda de Jaime II de Aragón con Isabel de Castilla, hija de Sancho IV. La infanta fallece poco después de la boda, lo que provoca la ruptura de dicha alianza.
[4] El cargo de Pertiguero Mayor era desempeñado por miembros de la alta nobleza y tenía funciones militares, policiales y judiciales. Entre las funciones militares se contaban las de acaudillar las milicias episcopales y socorrer con las mesnadas propias al Arzobispo de Santiago y su territorio.

No hay comentarios: